¿Criterio de cualificación o de demanda?

Últimamente se está poniendo en tela de juicio uno de los más importantes derechos del individuo: el de la educación. Los medios de comunicación nos hablan de instituciones, reformas, acceso a la Universidad, ley de calidad... Pero, en general, poco se habla de la importancia de la cualificación profesional del docente y de la escasa vocación de gran parte de los estudiantes de Magisterio, aspirantes a un puesto de trabajo en la educación pública o privada. Vocación que no se tiene en cuenta cuando elegir esta diplomatura es la única opción que le queda a alguien con “poca nota”.

Sin embargo, no es éste más que un punto de referencia, para explicar un problema general. Si prestamos atención al sistema actual de acceso a la Universidad, debemos preguntarnos si el cambio que va a sufrir aplicando la reforma de la L.O.U. (Ley Orgánica de Universidades) va a ser cuantitativo o cualitativo.

No obstante, si lo que buscamos es una mejor cualificación profesional en nuestra sociedad, debemos reservarla para aquellas profesiones que realmente la exijan y no limitarnos a obedecer a la ley de la oferta y la demanda que es lo que se ha venido haciendo hasta ahora.

Deberíamos, por tanto, buscar un criterio de cualificación y no precisamente de demanda a la hora de seleccionar a los alumnos que deseen realizar estudios, y no sólo ya en el ámbito universitario sino en cualquier ámbito que así lo exija.
Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario