Cómo fortalecer tus dedos - Guitartricks.com

En el documental de 2009 “It Might Get Loud”, Jack White interpreta “Blue Veins” con The Raconteurs, tocando literalmente hasta que sus dedos sangran. Este clip no solo me hizo admirar el inmenso talento de White, también me recordó cuanto me quejé de dolor en mis dedos cuando tomé la guitarra por primera vez (y las veces que la descuidé y tuve que empezar de nuevo todo el proceso – una y otra y otra vez). Podría estar una media hora practicando en aquellos momentos sin descansar ni cinco minutos para cuidar mis tendones, haciéndome heridas en las yemas de mis dedos donde las cuerdas las cortaban. Y le contaba a quien estuviera a mi alrededor que no solo era difícil aprender a tocar, sino que también dolía.

De limar mis yemas con una lima, a cubrirlas con un poco de Super-Glue, y a meterlas en una sartén caliente, los guitarristas prueban todo tipo de cosas para sobrellevar el dolor que proviene de los callos. Un callo es una parte endurecida de la piel que se ha vuelto relativamente gruesa y dura por la fricción continua, presión u otra irritación. Desarrollamos callos en los pies cuando los zapatos no se adaptan adecuadamente, así que la fricción continua de las cuerdas crea callos, o “almohadillas” en los dedos. Los callos se forman gradualmente, tras un periodo de tiempo de repetición. Ayudan o incrementan tu placer al tocar mediante la insensibilización de tus dedos al dolor, permitiéndote tocar más tiempo y mejor. Los callos son la diferencia entre los guitarristas y los aspirantes. Son tus heridas de guerra, tu medalla de honor como guitarrista.

La manera más efectiva de crear callo es mediante una buena práctica pasada de moda. A la práctica a la que nos referimos no es tocar durante tres horas sin parar y no volver a tocar durante días. Si intentas tocar durante horas al día cuando eres novel o vuelves a tocar tras un tiempo de abstinencia, puedes terminar con una ampolla o dos en lugar de un callo. Las ampollas pueden hacer que sea imposible tocar, y son difíciles de curar también, así que no hagas eso. Lo que debes hacer es tocar en cortos periodos de tiempo, varias veces al día, muchas veces a la semana. Tus dedos dolerán al principio, pero no tienes que evitar la molestia. De nuevo, es la única manera segura de crear callo. Puedes esperar un descenso de la sensibilidad con el tiempo. Y una vez que tengas a los pequeños bien y duros, mantenlos así tocando diariamente, incluso solo por un par de minutos. A medida que continúes tocando fielmente, mantendrás tus callos, y nunca tendrás que preocuparte por los dedos doloridos de nuevo.

He aquí otros consejos para ayudar a crear callos. Recuerda que aunque algunos de estos consejos pueden ser útiles para desarrollar unos buenos y gruesos callos, ninguno de estos consejos pueden sustituir a tocar directamente.

Mantén tus uñas cortadas. Es mucho más sencillo crear callo con las uñas cortas. Las uñas largas no solo hacen más difícil la creación del callo, hacen más complicado obtener un buen sonido también.
Utiliza las cuerdas correctas. Las cuerdas se pueden encontrar en multitud de medidas. Las más finas son más fáciles de tocar que las medianas o las gruesas, y causarán menor dolor. Las medianas y las gruesas harán más daño, pero te ayudarán a crear unos callos más gruesos rápidamente.
Incrementa tu capacidad de juego con la guitarra. La acción en la guitarra se refiere al espacio entre el mástil y las cuerdas. Las cuerdas con una alta acción están más separadas del mástil que las cuerdas con baja acción, que están más cerca. Aumentar la acción requiere emplear más fuerza para apretar las cuerdas. Por suerte, esto puede ser ajustado. Lleva tu instrumento a la tienda local y pídeles que te miren la acción. Si tu acción está muy alta, te sorprenderá lo fácil que será tocarla cuando esté ajustada.

[…]

Presiona las cuerdas solo lo necesario. Los principiantes tienden a presionar las cuerdas demasiado. Relaja tus dedos y presiona lo suficientemente fuerte para asegurarte que las cuerdas hacen contacto con el mástil. Para ver si estás apretando mucho, presiona una cuerda como lo haces normalmente, y después suéltalo un poco. Si sigue sonando normal (o mejor), céntrate en dejar el hábito de presionar tan fuerte. Aprieta lo suficiente para obtener un sonido limpio, ni más ni menos. Apretar demasiado las cuerdas es una manera muy tensa de tocar, lo que no te permitirá tocar rápido o con un sonido limpio. El mayor peligro de tocar con mucha presión es desarrollar tendinitis, lo que te forzará a dejar de tocar hasta que te recuperes completamente. Esto puede tardar meses. Durante ese tiempo, los callos desaparecerán. Las habilidades y las ganas de tocar puede que también desaparezcan.
Abstente de tocar la guitarra inmediatamente después de que tus manos hayan estado remojadas durante un tiempo. Los callos se ablandarán después de estar inmersos en agua durante actos como fregar, nadar o ducharse, o también después de aplicarte crema. Tocar la guitarra mientras tus manos están húmedas te deshará los callos muy rápidamente. Si tus manos están arrugadas y tus dedos están aún suaves después de haber estado en agua, espera hasta que tus manos estén secas y tus callos estén duros de nuevo antes de tocar.

Abstente de morder, pinchar o cortar tus callos que tanto te ha costado obtener. Volverás donde empezaste y tendrás que comenzar el procedimiento de nuevo. Suena a sentido común, lo sé, pero te sorprendería lo tentador que puede ser morderlos, y más especialmente cuando están húmedos y suaves después de haber estado en el agua.

Insensibilízate al dolor. Mientras creas tus callos, ciertos productos pueden aliviar el dolor para ayudarte a superarlo. Uno de los más populares es vinagre de manzana, que es también un remedio familiar para las quemaduras solares y el dolor de garganta. Tan solo empapa tus dedos en el vinagre durante 30 segundos antes y después de tocar. Enfriar levemente tus yemas de los dedos antes y después de tocar puede también ayudarte a aliviar el dolor. Ciertos productos anestésicos contienen benzocaína – cremas para el dolor de dientes, por ejemplo – que pueden aplicarse antes y después de tocar. Algunos guitarristas usan un poco de Super-Glue en las puntas de los dedos como un callo artificial. Debes tener cuidado para que tus dedos no se peguen entre ellos o al mástil, pudiendo dañar el acabado. Y en caso de tener una herida en el dedo, utilizar mercromina o algún tipo de vendaje líquido para ayudar a que se cierre.

Frotar alcohol. Un consejo que supuestamente viene directamente de Eric Clapton es frotar tus yemas con alcohol isopropílico tres veces al día durante una semana o dos para los principiantes o alguien que no ha tocado en un tiempo. Esto secará la piel y ayudará a la formación de los callos más rápidamente. Limpia tus dedos con un algodón mojado en alcohol, o utiliza toallitas con alcohol, que usan los enfermeros para limpiar la piel antes de pinchar. Estos productos están disponibles en la mayoría de las droguerías.
Artilugios de bolsillo. Algunos guitarristas suelen tener una vieja tarjeta en su bolsillo para ayudarles a mantener los callos cuando pasan tiempo esperando en el banco o en la parada del bus. Toman la tarjeta y presionan cada dedo contra el canto. Algunas personas simplemente clavan la uña del pulgar en las yemas de los otros dedos justo donde la cuerda toca a la piel. También puedes mirar en las tiendas donde venden material de escalada. Puede que haya algún artilugio diseñado especialmente para crear callos.

Perseverancia. Cualquiera que tome la guitarra tiene que lidiar con algunos dedos al principio y cada vez que vuelve a coger el instrumento después de dejarlo una temporada. Pero al final, merece la pena un poco de dolor. Así que a ello. Toca regularmente. Aprende a aceptar el dolor, conociéndolo lo superarás. No dejes que las heridas en las puntas de los dedos se interpongan entre tú y tu sueño de tocar la guitarra. No abandones, aguanta.

Y, finalmente, recuerda que has trabajado duro para crear tus callos. Mantenlos de la misma manera que los creaste – práctica, práctica, y más práctica – y tus consejos te servirán de por vida.





Publicado en Guitartricks.com
Traducido por Paloma Pomares
Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario