Vive como compositor

Si te consideras un artista y quieres vivir de tu música, sólo debes hacer una cosa (de momento): escribir tu música. Si te consideras un compositor, la composición debe ocupar la mayor parte de tu atención. Escribe, escribe y escribe. No tengas miedo a equivocarte, aprende a disfrutar metiendo la pata, así es como evolucionamos las personas. Es parte del juego! Cuanto más te equivoques, más aprenderás (tampoco lo hagas deliberadamente)

Intenta aprender todo lo que puedas sobre composición (si sabes inglés puedes buscar sobre songwriting en internet, que es casi todo una ciencia, en USA están muy avanzados en esto), busca foros de internet donde hablar con gente y compartir tus canciones. Aprende a recibir críticas sobre tus canciones y aprende a analizar canciones de otros. Aprende sobre forma y estructura, discursos, emoción...

Utiliza los ordenadores, tienes software muy bueno, programas como Encore, Finale o Sibelius para escribir solfeo; Cakewalk, Cubase, Logic, Protools, para secuenciar y grabar en audio; Band In A Box para tocar acompañado; Reason o Fruity Loops para crear música a base de loops, sintes y samples... Estos son algunos de los que yo conozco, pero hay cientos, trata de buscar los que más se adapten a tu personalidad y forma de componer. Y si no, el recurso más utilizado durante siglos y muy atractivo y emotivo: ¡papel y lápiz! No me digas que no es bonito ver una partitura bien escrita por alguien a mano.

Busca amigos y gente que te ayude, busca gente que haya estudiado en conservatorios y escuelas de música, estudiantes de magisterio de música, artistas de otras disciplinas como pintura o cine para ver diferentes enfoques del arte, productores o estudiantes de sonido que te ayuden a obtener la máxima calidad de tus composiciones. Cuanto mejor sonido tengan tus canciones, mayor posibilidad tendrás de que lleguen al mercado.

Yo ahora mismo estoy trabajando en la última parte, grabando mis composiciones de forma profesional, para comenzar a promocionarme como artista, y algún día, por qué no, trabajar en música para videojuegos, documentales, para TV o cine, o mi sueño: componer para musicales.
Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario