Cómo mejorar el sonido de tu guitarra ¡Mentalmente! – Por Adam Rafferty

La otra noche, durante las pruebas de sonido para un bolo en el Viena Mozarthaus, hice la prueba de una manera muy sencilla. Luego, el bolo fue mucho más relajado y fácil.
No siempre ha sido así. ¿Qué hice correctamente?

He tenido noches donde he luchado contra la guitarra, la he vencido, la he superado hasta la sumisión y he hecho lo que he querido hacer, incluso ahogado en sudor.

¿Por qué fue tan fácil hace dos noches? Hey, ¡tal vez 5 años de duras giras al final me hicieron aprender algo!

Esto puede sonar trillado – pero es bastante profundo: No ofrezco “resistencia” a lo que estoy escuchando. No permito que un “concepto mental” haga que no me guste lo que “está pasando en el momento”.

Esto significa que no hay que preocuparse de lo que piensa cualquiera, no hay que sentir que uno está “obligado” a tocar algo cuando no se está de humor, y significa que tampoco “planees la siguiente nota” mientras estás tocando.

Significa “mantente en el presente”

Mi calentamiento fue fácil y llevadero. No ensayé todas mis partes en el back stage, pero estuve tocando en un rincón donde podría moverme como una máquina recién engrasada. Casi como te imaginas que calentaría un tenista.

El sonido del bolo fue perfecto. Simplemente trabajé con lo que tenía y escuché atentamente, cada momento y disfruté de lo que escuchaba. Cuanto más escuchaba y aceptaba, el sonido me parecía mejor.

Tal vez no sea coincidencia que había “meditado” 30 minutos esa tarde. Mi concentración diaria a veces se trastoca cuando viajo mucho. Pero despúes de ver como afectó a mi último concierto, estoy determinado a continuarla por el resto de la gira.

Mejor enfocarme en lo que “está en frente de mi” (por ejemplo: el momento actual), que en esperar “algo más” que me tranquilice. No gasto energía en “presionar” al presente. Puedo oir y sentir la diferencia.

30 minutos de silencio, inténtalo ¡te gustará!


Traducido por Paloma Pomares

Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario