Conceptos erróneos de practicar la velocidad – por Mike Philippov

Es un hecho que la mayoría de guitarristas quieren incrementar la velocidad. Ser un virtuoso tocando es una maravillosa manera de añadir una nueva herramienta a tu arsenal como músico. Pero esta herramienta es una de las más complicadas de obtener. Hay muchos artículos que hablan del tema y el consejo más común es “practica lentamente y utiliza metrónomo”. Por supuesto que es un gran consejo que debe ser seguido. Pero hay muchos guitarristas que, usando un metrónomo diariamente y practicando mucho, siguen frustrados por la carencia de resultados. Algunos de ellos deciden que no tienen talento para alcanzar tal nivel de habilidad y lo dejan, mientras otros continúan con la esperanza de que algún día su trabajo de frutos. Desde mi experiencia, siento que hay un concepto erróneo sobre practicar para mejorar la velocidad e intentaré aclararlo en este artículo.

La parte en la que la mayoría de gente falla es en su PENSAMIENTO. Muchos guitarristas asumen que la velocidad es algo que se puede obtener DIRECTAMENTE como: “Voy a practicar este solo 20 minutos e intentaré tocarlo más rápido que lo que podía antes.”. Incluso estos guitarristas que practican lentamente e intentan después incrementar la velocidad utilizando un metrónomo saben que muchas veces esto no sirve para obtener los resultados que buscan.

La raíz del problema es el hecho de que los guitarristas centran toda su energía en el resultado final (siempre que logren tocar más rápido) y esto les hace olvidar todo lo demás que necesitan para alcanzarlo. Me explico.

El problema está en la creencia que la velocidad viene directamente como el resultado de la práctica. Una manera mucho más efectiva de enfocarlo sería decir que la práctica incluye estar más centrado en los ASPECTOS FÍSICOS que se requieren para tocar cierta frase, y la velocidad naturalmente se desarrollará como resultado. ¡Para! Vuelve a leer la última frase varias veces y PIENSA sobre ello. Después de que los movimientos se suavicen y fluyan en la memoria muscular, será más sencillo ejecutarlos porque no pensarás en tocar más rápido, los dedos simplemente “lo harán ellos mismos”. Muchos músicos luchan con la velocidad porque sus movimientos se vuelven imprecisos y tensos. La tensión es una reacción natural a algo que no nos es familiar. Cuando he tenido que hacer alguna consulta sobre técnica de punteo a Ney Mello, me dice “intentar tocar rápido es inútil, porque no te sabes los movimientos, ¡y les estás diciendo a tus manos que aumenten la velocidad en algo que nunca han aprendido!”. Puedes estar pensando: ¿En qué debería centrarme? Puedes empezar en pensar en la digitalización de la mano del mástil, la pauta de punteo, los movimientos de la mano que rasga, y en observar los niveles de tensión del cuerpo. Esto puede que requiera que toques incluso más lento de lo que sueles con el metrónomo. Después de trabajar estos temas en el extracto con el que tengas problemas, ENTONCES podrás poner el metrónomo y prestar atención para mantener tu técnica igual que cuando te centrabas en las pautas físicas correctas al tocarlo.

Se que algunos estudiantes que usan este método dirán que requiere demasiado enfoque y concentración “innecesarios” en algo tan “superficial” como la técnica. Bueno, desafortunadamente, no hay otra manera. Si quieres ser un buen músico, tienes que invertir tu energía en controlar el instrumento a un nivel físico. Tener una buena técnica te permitirá expresar tus ideas exactamente de la manera que las escuchas. Así que la concentración y el enfoque mental es un precio que vale la pena pagar para obtener esta habilidad. También esta práctica debería ser utilizado en cualquier momento y no sólo para mejorar la velocidad.
Después de que te dejes llevar por los movimientos al tocar a un tempo súper lento, podrás utilizar tu metrónomo y comenzar a trabajar a tempos bajos. Si en algún punto sientes que te estancas (no puedes avanzar de ciertos BPM por ejemplo), vuelve al ritmo súper lento con el metrónomo y refuerza los movimientos correctos en la memoria musical.

Es un enfoque MUY diferente del que se basa en intentar una y otra vez salir del estancamiento. Lo importante es que pienses en lo que estás haciendo.

Lo que aprendí de la experiencia fue que la velocidad es realmente un subproducto de la consistencia y la precisión en el aprendizaje. Después de que practiques de este modo, te darás cuenta que te será más fácil tocar y serás capaz de tocar más deprisa que antes. ¿Por qué ocurre esto? Porque los movimientos están integrados en tus músculos y porque te tomas el tiempo para prestar atención a tocar mejor usando la técnica más eficiente. Una vez más, este pensamiento es diferente a sentarse y tocar una y otra vez al ritmo del metrónomo. Esto puede que te dé resultados limitados al principio, pero, no te dará la técnica para ser un virtuoso.

El punto más importante que tienes que tomar de este artículo es que cuando te pongas a practicar algo con metrónomo, tienes que estar seguro que piensas en lo que estás haciendo. Presta atención a los dedos y al punteo. Dependiendo del extracto que quieras utiliza diferentes técnicas con la mano que puntea para hacer otras cosas a la vez. Esto es importante de tener en cuenta y es importante practicar algo despacio y con atención a los detalles si quieres tocarlo más deprisa. Esto es a lo que me refiero cuando digo que la velocidad es un producto del tesón y la consistencia. Parece muy obvio, pero muchos músicos utilizan diferentes técnicas cuando practican lento y luego intentan tocar más rápido utilizando diferentes ritmos ¡y su cuerpo aún no lo ha asimilado! No es de extrañar que el ritmo de mejora disminuya.

Así que espero que hayas entendido que la velocidad no es un objetivo directo en tu práctica, te proporcionará los movimientos que necesitas para tocar si le dedicas el tiempo adecuado.
Recuerda: centrarse en la velocidad como objetivo primordial te hará olvidar todo lo que necesites lograr. ¡Buena suerte con tu práctica!


Autor: Mike Philippov
Traducido por Paloma Pomares


You can e-mail Mike at mike@mikephilippov.com and he would be happy to answer any questions you may have.
Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario