Por qué no estás mejorando con la guitarra

Cuando empiezas a tocar la guitarra, aprendes que hay gran número de habilidades y técnicas que necesitas practicar para alcanzar tus objetivos. A medida que pasan los meses y años y vas practicando, piensas que estás haciendo progresos… pero te sigues bloqueando al improvisar, grabar o tocar para otros. Lo peor de todo es que “aprender cosas nuevas” no parece arreglar el problema. Sigues bloqueándote y cometiendo errores mientras tocas la guitarra “cuando cuenta”. Así que, ¿Por qué no parece mejorar tu técnica a pesar de tus esfuerzos al practicar la guitarra?

La respuesta es que no eres capaz de tocar con fluidez. ¿Qué significa esto? Significa que mientras sabes más cosas sobre como tocar, no eres capaz de combinarlas y utilizarlas fácilmente en tu rutina. La mayor razón de que se produzca este problema es porque muchos guitarristas practican algo hasta que les sale bien UNA VEZ, y después piensan que ya saben hacerlo, y quieren avanzar y aprender cosas nuevas. Esto merma tu habilidad de integrar y utilizar todas tus habilidades, que a la larga acabará con tus oportunidades de ser un buen guitarrista.

Esto es similar a un estudiante que hace un examen en el colegio. Muchos estudiantes quieren solo aprobar el examen y no les interesa aprender la materia. Puede que aprueben, pero olvidarán todo una vez que termine el examen. No seas el estudiante que sólo estudia para “aprobar”. Hasta que no aprendas como practicar eficientemente, nunca serás capaz de controlar todos los aspectos de la guitarra.

2 tipos de guitarristas que nunca serán geniales

Los guitarristas que más comúnmente no alcanzan sus objetivos (o no tienen el potencial para ello) se suelen incluir en 2 grupos:

  • Los del primer grupo son los que no se conciencian en controlar ningún – sólo quieren aprender cosas nuevas todo el tiempo. Con esta mentalidad limitas la integración de tus habilidades musicales.
  • Los del segundo grupo son los “perfeccionistas” – se concentran en controlar absolutamente cualquier elemento individual de su guitarra y tienen miedo de practicar algo si no controlan el elemento anterior. El hecho es que NO PUEDES controlar ninguna habilidad por separado. Si intentas esto, acabarás con conocimientos de técnicas por separado que no puedes utilizar en realidad. Lo más probable es que termines abandonando por la frustración que te ocasiona cuando te das cuenta cuanto tiempo has invertido en aprender cosas por separado (y nunca te llevan a ninguna parte).


Ahora que sabes lo que NO funciona, he aquí el proceso de practicar lo que cualquier guitarrista bueno hace para controlar una nueva habilidad:

  1. Empieza aprendiendo la nueva técnica por separado a nivel básico, sin preocuparte de como ni cuando la utilizarás aún. Muchos guitarristas hacen esto, pero terminan invirtiendo mucho tiempo de su práctica en este paso y nunca avanzan.
  2. Practica aplicando la habilidad que aprendiste en el paso 1. Para practicarla, necesitarás recrear un escenario real. Por ejemplo: después de aprender un nuevo arpegio al practicar un solo con backing tracks, crea varias frases que incluyan este nuevo arpegio.
  3. Integra la nueva habilidad todas las veces que toques la guitarra. Es lo que más aumentará tu fluidez al tocar. Puedes trabajar esta integración centrándote en varias habilidades a la vez y practicándolas juntas. Hay cientos de maneras de hacer esto. Por ejemplo, asciende haciendo un arpegio con sweep picking y vuelve a bajar haciendo escalas, o encuentra 10-20 diferentes maneras de tocar el mismo arpegio en la guitarra (integrando el arpegio con tus habilidades de visualización del mástil), o añade otras notas al arpegio para encontrar un sonido nuevo. Otros ejemplos de integración podrían incluir combinar ritmos con frases, combinar string skipping y hand tapping, al hacer una progresión de acordes con cambios. Hay tantas posibilidades…
    No importa tu nivel como guitarrista, DEBES practicar integrando tus habilidades juntas para alcanzar tu mayor potencial musical. La falta de integración de tus habilidades es uno de los problemas más habituales que los guitarristas de niveles intermedios y superiores sufren, y es una de las áreas más importantes en las que me centro con mis estudiante4s para que se conviertan rápidamente en músicos.
  4. Revisa y afina tu técnica. Esto significa que tienes que volver al paso 1 y practicar de nuevo tu nueva habilidad por separado para obtener conocimiento de los elementos que deben ser mejorados (aplicando e integrando los pasos 2 y 3). Entonces aplica la habilidad en nuevos contextos e intégrala con otras técnicas hasta que llegues de nuevo al paso 4, revisar y afinar. Hacer este ciclo te ayudará a dar grandes pasos hacia la fluidez al tocar.

AVISO: debes evitar caer en la trampa del “perfeccionismo” y permanecer en cada paso demasiado tiempo. Debes evitar también saltarte alguna de las fases tan solo para aprender cosas superficialmente porque no lo aprenderás realmente. También deberías:

  • Rotar tus ejercicios al practicar, así esos aspectos de tu técnica estarán en fases distintas de control antes de tiempo. Esto aumentará tu progreso muy rápidamente. Para hacerlo bien, necesitas tener una buena rutina de práctica adaptada especialmente para ti.
  • Trabaja con un profesor que sepa como enseñarte el contenido nuevo (así no te bloquearás intentando controlar cualquier cosa durante mucho tiempo) y que no te bombardee demasiado con material nuevo.
  • Entiende que mejorar con la guitarra no es un proceso lineal. Tu modo de tocar es un subproducto de la unicón de 4 areas del control de la guitarra (práctica por separado, aplicación, integració y revisión). Cuando no hay unión en estas 4 areas de control (como suciede en muchos casos), tu nivel de fluidez será mínimo – con un montón de potencial desperdiciado.
Tu objetivo es maximizar la unión en las 4 áreas para que se refuercen entre ellas y te hagan posible alcanzar los niveles más altos de fluididez al tocar la guitarra.

Ahora que sabes cómo y porqué centrarte en la fluidez, tómate un par de minutos para pensar lo cerca que estás de alcanzar tus objetivos musicales. […]

Autor: TOM HESS
Traducido por Paloma Pomares
Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario