El rincón de ppblues: ayuda para principiantes . Los amplificadores Segunda parte

Hola a tod@s, si os acordáis, la última vez que hablamos había vendido mi Fender Mustang III y empezaba a buscar un amplificador de válvulas para comenzar un nuevo capítulo en mi carrera de guitarrista.

En el foro de guitarristas se habla mucho de si esta guitarra es mejor que aquella, y siempre andan a palos con el mismo tema. Incluso yo he entrado alguna vez al trapo cuando he visto algún comentario despectivo sobre esta marca o aquella. Normalmente cuando te mentan la que tu tienes, que curiosamente, suele ser siempre la mejor.

La cosa es que en uno de esos hilos alguien hizo un comentario muy acertado. El compañero Luisito exponía la cadena del buen guitarrista. Desde que se pulsaba la cuerda hasta que el sonido llegaba a la más o menos sufrida audiencia (ya sea familia, amigos o público).

Esta es la cadena que el compañero sugeria:

conjunto guitarrista-altavoz y su pantalla-amplificador-guitarra y pedales o efectos

Podéis estar más o menos de acuerdo en lo que este compi expone, pero yo creo que ha dado en el clavo. El guitarrista es el factor más importante en el conjunto, ya que puedes tener la mejor guitarra del mundo que si tocas como el culo, sonara como el culo.

Incluso si os compráis un pack como este y tocáis de la ostia seguirá sonando bien.


Después vendría lo que nos interesa, el ampli y la pantalla. Este elemento va a caracterizar tu sonido completamente, y por ello, como bien decía Baron Rojo, si te gasta la paga de un mes en la guitarra deberías gastarte la de tres en un amplificador. 

Yo, sintiéndolo mucho por el gran consejo de los poderosos Barón Rojo, no me puedo permitir esos lujos, así que mi presupuesto se limitaba a lo que saque por el Fender Mustang y algo más que podía poner del cerdito en el que guardo las vueltas de la compra. Los que tenéis familia ya sabéis de lo que hablo. Vamos, hablando en plata 500 euros más o menos.

Aún así, la oferta de amplificadores a mi alcance era casi ilimitada. Por lo tanto tenía que acotar esa gran oferta para no volverme loco buscando.

Lo más importante para mi era que tuviese un buen sonido en limpio para poder meterle pedales, ya que era eso lo que estaba haciendo todo el tiempo con el Mustang. Que me sirviese para ensayar con el grupo y tocar bolos, pero que también lo pudiese utilizar en casa. Vamos, casi nada. El santo grial de la amplificación.

Como mi experiencia es muuuuuy limitada (observese la cantidad de ues que he puesto) abrí un hilo en el foro para recabar opiniones de los compañeros con más experiencia y que quizás ya habían pasado por algo similar. La cosa fue bastante positiva y en general obtuve muchas ideas y opciones no que había considerado. Estas son algunas de ellas:

La primera era que si quieres un buen limpio te busques un Fender. Esto me parecia muy radical. De hecho hay otras marcas que tienen buenos limpios.

El estilo/os que toques puede ser un condicionante del amplificador que elijas, pero si tienes un buen limpio creo que se puede llegar a cualquier estilo con el pedal o pedales adecuados. Si el ampli es más cañero tendrás más problemas para tocar cosas en limpio (si es que alguna vez lo necesitas).

Que tenga un buen master. Con eso puedes tocar a casi cualquier volumen. Salvando las diferencias de poder darle buena caña a volumes bajos se puede seguir tocando con un sonido aceptable. Algunas de los amplis que estaba contemplando llevaban atenuadores de potencia para poder domesticarlos un poco.

Pienso que la potencia mínima para bolos y ensayos son 15-20W. Si tiene más mejor, pero ese es un buen compromiso entre ensayos y tocar en casa. Hay cosas curiosas con 5W, pero creo que se quedan cortos para ensayos.

Otra cosa importante es que pueda mantener ese sonido en limpio a volumenes elevados, o como dicen los guiris, que tenga un Headroom decente. Uno de los que estaba mirando era el Laney Cub12, pero el limpio se rompe con bastante facilidad por lo que comentaban algunos compañeros que lo tenían.




Otros amplis que había mirado eran:

Laney, Peavey, Blackstar, H&K, Buguera. Curiosamente no habia contemplado ni Fender, Marshall, Orange o Vox entre las grandes marcas de amplificadores que se me viene ahora a la cabeza.

El gran problema vino a la hora de querer probar los amplificadores que estaba buscando. Podría afirmar honradamente que es más fácil ver a un cerdo volando que encontrar un amplificador Peavey en un tienda de instrumentos musicales en Madrid, y no estoy exagerando. Lo mismo va por H&K, Laney, etc. O lo miras por YouTube y te fías de las recomendaciones de los foros y luego lo pides a Alemania o vas listo. Algún compañero me dijo que el panorama en Barcelona no era tan desolador como en Madrid, o quizás en otros lugares de España. (Ya hablaremos en otro artículo sobre el tema de donde comprar y como, porque últimamente las tiendas españolas se están cubriendo de gloria con el servicio al cliente).

Esta fue una de las razones por las que acabe con el amplificador que tengo ahora y no otro. El hecho de poder probarlo con mi guitarra y ver como sonaba en persona era importante para mi.

Dicho y hecho. Me fui a varias tiendas de Madrid y todos tienen casi lo mismo. Fender, Marshall, Vox, Blackstar, Orange y poco más. O sea, casi todos los amplis que no me interesaban. Si las cosas han cambiado desde que yo compre mi ampli pido disculpas, pero no puedo pasarme todo el día yendo a tiendas de instrumentos musicales, aunque ya me gustaría.

El que más rabia me dio no encontrar fue el Peavy Classic 20, porque por lo que había visto me encajaba como un guante para lo que yo buscaba. Pero encontrarlo era mas difícil que encontrar el arca de la alianza en la peli de Indiana Jones.


Pero bueno, había que ser práctico y yo necesitaba un amplificador ya, así que probé los Fender, Marshall, Blackstar y Vox que inicialmente había descartado. Algunos compañeros del foro me dijeron que una muy buena opción era el Fender Blues Junior. Buen limpio, Monocanal, 15W, y va fenomenal con los pedales. Parecía que cumplía casi todos los requisitos que buscaba, y ni me había dado cuenta.



Al principio estaba un poco confuso porque las válvulas que lleva, unas EL84, son más un sonido tipo Marshall, que el típico sonido Fender que se asocia más con las válvulas 6L6. No me quiero poner técnico porque no tengo ni puta idea del tema, así que lo dejo en eso.

La cosa es que tenían uno de la edición limitada Lacquered Tweed que tiene una estética preciosa (normalmente son negros) y con un altavoz Jensen bastante majo. Lo probé y me dejó cautivado. Que sonidazo. Una auténtica pasada.

Los compañeros del foro me habían asesorado bien. De todos los que probé era el que más se ajustaba a mis necesidades y gustos. Nunca sabré si alguno de los otros hubiese sido una mejor elección. Pero la imposibilidad de probarlos los descartó automáticamente. Si alguna vez cato el Peavey a lo mejor lo pillaré, pero lo dudo mucho.

La moraleja de la historia es que primero tienes que saber lo que quieres, después tener la suerte de encontrarlo y por supuesto tener la pasta para pagarlo, que los amplis se están poniendo por la nubes!!!!!!!!!

P.S. Se me olvidaba, la espalda para cargarlo. Esto solo para lo que vamos estando mayores, ;). Ciao

Hasta pronto,

PPBLUES

¿Te ha gustado este artículo? Por favor, ¡¡compártelo en tus redes sociales para que otros músicos lo puedan disfrutar!! :D
Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario