EL RINCON DE PPBLUES: LOS PEDALES DE EFECTOS. LA CAJA DE PANDORA.

Amig@s guitarristas,

Hoy vamos a hablar de un tema peliagudo: los pedales.

El mundo de los pedales es muy peligroso. Sobre todo para tu bolsillo. Y es que, como ya me advirtieron otros guitarristas más sabios que yo, una vez que entras en él, es muy difícil salir.

Mi primera experiencia con pedales la tuve con mi primer ampli, el Fenden Mustang. Este amplificador viene con un pedal de dos botones que te sirve para elegir presets, cambiar efectos y cosas así. Como me veía un poco limitado pedí también la pedalera de cuatro botones para poder manejar todas las opciones que te ofrece el ampli con solo una pulsación del pie. Podía afinar, cambiar efectos, elegir presets. Vamos, que hacía de todo excepto freír un huevo.

Así que ya tenía 2 pedales con un total de 6 botoncitos.




(Por cierto, el de la foto es el colega Shane, un australiano muy majete con un canal en YouTube que se llama In The Blues, super interesante y altamente recomendable si no lo conocéis)

La historia continua. Cuando vendí el Fender Mustang y me pille el Blues Junior, como todos sabéis (y si no ya estáis leyendo mis anteriores artículos, es broma...), me vi un poco limitado en mi paleta de sonidos. Había pasado de poder tocar cualquier estilo gracias a las mil y una emulaciones del Mustang a tener solo un canal limpio con la posibilidad de meterle un poco de distorsión si subía el pote del volumen, ¨Old School¨ que le dicen los gringos.

Al haber empezado a tocar en un grupo con una gran variedad de estilos necesitaba lograr sonidos tan variados como blues, rock, hard rock, grunge, pop, britpop, vamos, la repera de estilos musicales.

Conseguir esto con un ampli de un solo canal y la guitarra a pelo es imposible. Si alguien piensa lo contrario que lo comente más abajo que mi cuenta corriente le estará muuuuuy agradecido.

Mi primer pedal de verdad, ya que los del Mustang solo son interruptores para manejar opciones del ampli, fue el Turbo Pedal Muñon, A.K.A (Also Known As):

MKPK-3FX


Un pedal surgido de la colaboración entre much@s colegas del foro Rock&Roll para muñones y concebido por el genio de la electrónica moderna el señor Makapaka.

Este estupendo pedal combina 3 pedales en 1. Un booster, un overdrive y un compresor en un solo pedal. Vamos, un pedal todo terreno con lo básico para tocar muchos estilos diferentes.

Os dejo el enlace del proyecto por si alguno tiene curiosidad:

http://www.rockandrollparamunones.com/pedal-mkpk

Esto no es un anuncio del susodicho pedal, ni yo me llevo comisión por venderlos, así que sigo con el temita que nos trae al cuento.

Armado con mi Blues Junior y mi Turbo pedal realice mis primeras actuaciones en directo con una gran acogida del público, nada tiene que ver que la mayoría fuesen familiares y amigos, estoy seguro de eso.

La cosa es que una vez que te pica el gusanillo de los pedales estás realmente jodido, hablando en plata.

Empecé a mirar los foros y artículos sobre pedales mañana, tarde y noche. Me entró un mega ataque de GAS y un buen día al levantarme de la cama me encontré con esto al lado de mi ampli.




¿De donde cojones habían salido tantos pedales?, era como lo de los gremlims, se habían reproducido por la noche.

El tema es que cuando estás empezando con los pedales tienes que ir probando cosas hasta que das con lo que te sirve, o te gusta.
Yo primero quería algo que me diese un poco más de overdrive que el pedal muñon, y como todo cristo decía que el pedal OCD de Fulltone era la reostia pues me dije. Lo voy a probar y a ver que tal, pero como también quería probar otras cosas y no tenía pasta para todas (eso del GAS sin CASH es mu mala combinación ) me fui por la tenebrosa senda de los Clones.

Los Clones (que no tiene nada que ver con los de la Guerra de las Galaxias) son pedales que copian o imitan con mayor o menor éxito al original. Vamos, que son el fiat Panda para los que no se pueden comprar el Golf.

Cuando un pedal tiene éxito, como es el caso del OCD (de Obsessive Compulsive Drive), la mayoría de fabricantes asíaticos y algunos otros lo copian inmeditamente a un precio muy inferior al del original.




A parte de estos hay muchos otros. Yo me pille estos dos por hacer pruebas y ver que tal la cosa, y la verdad que están muy bien, pero al no poder disponer del original no puedo realmente ofrecer una opinión que confirme si realmente vale la pena o no pagar la pasta por el OCD de Fulltone. A ver, entendedme, si la tuviese lo haría con los ojos cerrados, ya que pienso de todo corazón que hay que recompensar el esfuerzo que hace esta gente al desarrollar el pedal en primer lugar, y estoy casi seguro que cuando termine con mi fase de experimentación y tenga las cosas más claras, me compraré el original. Sobre todo porque tampoco cuesta una fortuna. Lo mismo que te digo que no creo que me gaste 300 euros en un pedal. Pero bueno, nunca digas de esta agua no beberé, como decía el profeta...

Si estáis comenzando en esto de los pedales os recomiendo encarecidamente que miréis el mercado de segunda mano, ya que os podéis ahorrar un buen dinero, y si al final el pedal que pensabais que era lo mejor del mundo mundial resulta ser una birria siempre lo podéis revender por lo que lo habéis comprado.

Otro consejo, que yo todavía no he seguido, y que espero hacer estas navidades, es algo que muchos compañeros comentan como la elección del primer pedal a comprar. Ni más ni menos que un pedal afinador. Ya se que suena muy aburrido como primer pedal, pero yo voy a hacerles caso, aunque sea como décimo. La marca TC electronics fabrica pedales bastante buenos, y algunos de sus grandes éxitos son sus pedales de afinación.



TC Electronics Polytuner versión 3 es lo que espero que papa noel me deje en el calcetín este año por haber sido tan bueno y haber escrito unos artículos tan maravillosos que alegran al conjunto de la humanidad. Y no es que solo lo diga yo, no!!!.

Retomemos el hilo de la historia que me voy por los cerros de Ubeda.

A mis OCD Clones, El Mooer Hustle Drive y el Ultimate Drive de Joyo, les siguieron un clon del Proco Rat, también de Mooer, El Black Secret.


Que hace la veces de pedal de distorsión tipo RAT con el codiciado chip LM308, como el componente misterioso que le daba al pedal RAT su sonido original, y que creo que los nuevos PROCOs no llevan pero el mooer si. Además lleva un interruptor que lo convierte en , TATACHANNNNN!!!!!, Turbo RAT. Es la reostia. Dos pedales por el precio de uno, y si lo compras de segundamano, por el precio de medio :).

Y después llego otro hermanito de ojos rasgados, el Joyo Vintage Overdrive, que todo el mundo jura por la tumba de su padre que no tiene nada que envidiarle al Ibanez Tubescreamer, creo que al TS9.


Volvemos a lo mismo. Como no dispongo de ninguno de los pedales originales que estos clones intentan o logran imitar, no puedo dar una opinión categórica sobre la certeza de la afirmación de que son igual de buenos que los originales. Y para eso ya están lo foros en que la gente se pelea hasta la saciedad envueltos en la bandera de la verdad absoluta que solo ellos poseen. Animalitos....

Personalmente creo que si a ti te dan el sonido que buscas, para que vas a seguir rompiéndote la cabeza. La cosa es que como guitarristas frikis con el equipo hay para aburrir, es evidente que seguiremos comiéndonos el tarro porque la búsqueda por el sonido perfecto no acaba nunca.

To be continued....

PPBLUES

¿Te ha gustado este artículo? Por favor, ¡¡compártelo en tus redes sociales para que otros músicos lo puedan disfrutar!! :D
Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario