Apto para jazzeros y melómanos

Este artículo va destinado fundamentalmente para personas cuya intención sea tocar jazz, fusión, blues e improvisación o para todas aquellas personas que quieran mejorar el conocimiento de su intrumento.

Si queremos expresarnos adecuadamente con nuestro instrumento es imprescindible que lo conozcamos a fondo. La mayoría de los guitarristas no conocen bien su instrumento.

Conocer dónde se encuentra cada nota en el mástil, reconocerlas a gran velocidad, así como las tríadas o arpegios básicos(1, 3 y 5a notas de una escala) y conocer todas las escalas y acordes en sus diferentes posiciones, entendiendo y encontrando las relaciones entre ellos en el mástil, puede parecer una tarea odisíaca y el trabajo de toda una vida.

Lo importante es no desanimarnos y pensar que lo importante es hacer cada día un poco y crear nuestros propios ejercicios y hábitos.

Reincido en la práctica de la VISUALIZACIÓN como una de las técnicas más importantes que aprendí en el MI. Aprender siempre recordando.

Varios ejercicios interesantes:

EJERCICIO 1. Con un tempo dado que iremos subiendo gradualmente anotando fecha y velocidad, vamos buscando a golpe de metrónomo todas las notas A de cada cuerda, empezando desde la 6a a la 1a, y después en orden inverso. Cada semana una nota al azar (yo empezaría por las notas A, E, C, G y D, pero da igual). Este ejercicio requiere menos de 1 min. y hacerlo todos los días puede mejorar mucho, pero que muuuuuucho, tus aptitudes como guitarrista. Además, si lees música y reconoces las notas en el pentagrama, ahora que sabes las notas en el mástil lo tendrás infinitamente más fácil.

EJERCICIO 2. Imprime de internet, hazte tú mismo o pídela a alguien, una plantilla de rejillas de acordes. Lleva una en blanco siempre a todas partes y a modo de pasatiempo, rellénalas con arpegios, escalas, acordes que no recuerdes bien. Así eran mis exámenes en el MI. Escribir los que ya te sabes te ayudará a reforzarlos, pero mejor si practicas con algunos que te sean difíciles de recordar, o si intentas construir por ejemplo arpegios que no tengas ni idea como son. Esto te forzará a buscar las relaciones entre las notas. Te hace pensar como si hicieras un sudoku, es divertido y te ayudará a convertirte en un gran guitarrista (y como mola cuando te llega un colega y te pregunta, que tipo de crucigrama es ese y le vacilas diciendo, es un arpegio mayor séptima onceava aumentada chaval)
Reacciones:

1 comentario :

Raul Bastida dijo...

Muy buenos consejos, realmente funcionan. Un saludo.

Publicar un comentario