Músicos: Por favor, parad de “montároslo a lo grande” – Por Adam Rafferty

Mi colega Jefferson Thomas recibió el otro día un mensaje hilarante de un cantante sobre la disponibilidad de un bajista para un bolo:
“¿Está disponible para el bolo o está intentando “montárselo”?
Nos echamos unas risas, y no olvidemos que ¡todo chiste tiene parte de verdad!

______________________________________________

Una carta a todos los músicos.

Nosotros tocamos música porque nos gusta.

Aunque durante el proceso durante el cual intentamos “hacer carrera”, “lograrlo”, tener bolos, ganarse la vida y estar en la cima, es de ley para todos tomarse un respiro.

Debemos darnos cuenta que estamos constantemente siendo forzados a ser “estrellas”, y nos afecta colectivamente. Es fácil olvidar por qué nos gusta tocar y convertir la simplicidad de una canción en un laberinto de espejos.

Todo se ha resumido en la calidad de la web, los bolos, las giras, las fotos, el Twitter, los éxitos de YouTube para muchos de nosotros. Es muy bueno cuando estas cosas apoyan la música, pero cuando se vuelve más importante que la música, lo que permitimos es que toda la vida se contamine con el “nunca es suficiente”.

La enfermedad de la comunidad musical (y el negocio del espectáculo) que quiere “algo a cambio de nada” está aumentando. Espectáculos como American Idol y estrellas de internet repentinas hacen sombra a los artistas que merecen la pena de la visión pública. Pero aún peor… Ellos transmiten la ETM (Enfermedad de Transmisión Mental) de “hacerlo a lo grande”.

Ahora el público también puede sentir la adicción de “genial, ahora yo también puedo ser una estrella”. Cuando ven el talento mediocre de media que se está promocionando, saben que alcanzarlo está a su alcance. Un bebé puede cantar “Hey Jude” y convertirse en una estrella.

El público solía apreciar ver a alguien hacer algo que ellos NO PODÍAN hacer.

Imagina que todo el mundo dejara de intentar “conseguirlo”. Imagina que TÚ dejaras de intentar “conseguirlo”. ¿No serías feliz? ¿Qué es lo que cambiaría?

Nadie de los que se lo “montan a lo grande” me engaña. Se les recuerda como un titular temporal en un periódico.

Acudo a ti, querido músico, a abandonar ese “montárselo a lo grande”. Tan solo haz lo que haces, deja que la profundidad hable por sí misma con su serena voz. Continúa y vive de lo que sale de tu corazón.

¿Por qué escribo esto? Para darle valor a la comunidad musical de alguna modo. Para orientar a los estudiantes y aspirantes a profesionales en la dirección que les haga florecer.

En retrospectiva, la única cosa que ha hecho mi carrera buena ha sido estar al 100% en la música y sentir la diversión natural que proviene de ello. Cualquier otra cosa NO ha funcionado. Y creedme, ¡lo he intentado!
Buena suerte, y ¡diviértete!


Traducido por Paloma Pomares

Reacciones:

No hay comentarios :

Publicar un comentario